Categorías
Artículos Featured Videojuegos

¿Ayudan los videojuegos a las personas con trastorno del espectro autista o perjudican su condición?

El Trastorno del Espectro Autista (TEA), según la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) en su última edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos mentales (DSM-5, 2013) se define como un problema en el desarrollo neurológico con el que tiene que convivir la persona (y sus familiares y amigos/as) toda la vida. Consiste en una forma de pensar, sentir y comportarse en el mundo diferente a la de las personas normotípicas. Las personas con TEA presentan alteraciones en diferentes áreas: interacción y comunicación social (falta de reciprocidad emocional), conductas e intereses (comportamiento repetitivo y restrictivo), entre otras áreas. Esto realmente supone un enorme malestar para la persona que padece el trastorno, pues se siente como “un bicho raro” dentro de una sociedad que premia la normalidad y juzga todo aquello que se sale de lo establecido.